volver volver
Alimentación de verdad
volver volver
Alimentación de verdad

Aprende a viajar con tu gato


Los y las que tenemos felinos en casa sabemos cómo de complicados son cuando se trata de viajar, los cambios de rutinas y espacios no son especialmente bienvenidos, ¿verdad? En Ownat te damos 3 claves imprescindibles para que puedas viajar con tu gato a todas partes y de la mejor forma posible.

Los gatos suelen ser bastante fans de las rutinas y muy anti desplazamientos, por eso no es de extrañar que este post empiece por darte las 3 pautas a tener en cuenta si tienes previsto viajar con tu felino. Lo primero y más importante que debes tener en cuenta es que la experiencia debería ser ilusionante, ¡así que no te frustres!

Si lo transportas, hazlo siempre correctamente.
Ten en cuenta que, dentro de las múltiples opciones de transporte, hay particularidades dentro de cada una de ellas. Así que, cuando sepas si tu felino va a viajar en autobús, tren, coche o avión, recuerda que cada medio de transporte tiene sus requisitos y especificaciones que deberás respetar (cartilla de vacunación, transportin, etc.).

Si tu gatete es pequeño o de raza pequeña, y el viaje no es muy largo, puedes optar con una mochila para gatos o un bolso semi rígido. Suelen abrirse mediante una cremallera y aunque sus bordes son rígidos suelen ser un poco blanditas, ¿te suenan? También hay unos bolsos de transporte que son extensibles, ¡son una pasada! Porque tienen una red prolongable que le permite disponer de mayor espacio.
Si vas a viajar en coche, avión o barco lo ideal es que optes por un transporte rígido con rejillas y un sistema de cierre seguro (¡y léete bien las especificaciones de la compañía aérea!). En él puedes incluir una mantita, algún juguete, un poquito de agua y algún snack para que se distraiga. ¡Ah! Y si viajas en coche recuerda ubicarlo en el asiento trasero y sujetar el transportín con el cinturón de seguridad.

Asegúrate de que esté bien.
En general no son partidarios de los viajes, así que intenta que al menos sea lo más cómodo posible para él. ¿Cómo? El transportín debe adaptarse siempre a las  dimensiones del felino, para que así pueda estirarse y descansar cómodamente. Es importante que la ventilación sea adecuada, para que así se sienta cómodo y seguro; y que dentro encuentre cositas que le ayuden a rebajar la ansiedad (una mantita mullida, una prenda tuya de ropa que le recuerde a ti, algún juguete, etc.).

Otro consejo muy útil es que unos días antes del viaje le vayas familiarizando con el transportín, para ello simplemente debes colocar el transportín abierto en una zona tranquila de la casa y dejar que él experimente entrando y saliendo, poniendo algún snack dentro que le ayude a sentirse más cómodo con ese nuevo “habitáculo”…

Tips de necesidades básicas.
En algunos casos vomitan y/o se marean, para ello lo ideal es que le des de comer a tu felino tres horas antes de emprender tu viaje. ¡Ah! Y acuérdate de poner un dispensador de agua limpia, para que pueda hidratarse siempre que lo necesite.

Es probable que tal vez tenga que hacer pis, por eso otro buen consejo es poner empapadores dentro del transportín, para que así luego no se resbale y la higiene no suponga un problema para ellos (ya sabes que son MUY limpios).

Otra de las opciones a contemplar si tu felino se pone muy nervioso con los viajes es una visita al veterinario. En determinadas ocasiones suelen recomendar alguna pastilla o jarabe (los hay de muy flojitos) que le ayudarán a calmar los nervios y a permanecer más tranquilo.

Con todo ello desde Ownat te deseamos un muy feliz viaje, y también algo de paciencia, ¡todo esto no será nada fácil para tu felino! Pero seguro que al final disfrutareis de unos días geniales fuera de casa 🙂