volver volver
Alimentación de verdad
volver volver
Alimentación de verdad

Cómo tranquilizar a un peludo asustado

Cada perro es un mundo, pero cuando tienes uno que se asusta con facilidad saber gestionar estos momentos no es tarea fácil. En Ownat sabemos que esto puede convertirse en un verdadero problema, pero sobrellevarlo puede ser mucho más fácil si conoces algunas sencillas claves.

Si tu mejor amigo se asusta con facilidad, ¡no te preocupes! Sabemos que esto puede generar algunos problemillas en casa, pero todo es cuestión de saber cómo tratarle y de tener en cuenta algunos tips básicos. Hay diferentes motivos que pueden llevar a tu peludo a actuar de esta forma, y muchas veces situaciones como petardos, tormentas, mudanzas, viajes, ansiedad por separación, la llegada de un nuevo peludo o felino en casa o incluso un cambio de mobiliario pueden ser los detonantes para ese “boom” de estrés y/o ansiedad.

En Ownat te damos algunos consejos eficaces y fáciles para abordar este tipo de situaciones sin que nadie pierda los papeles. Recuerda tenerlos muy presentes e intentar mantenerlos siempre que su conducta asustadiza aparezca, ¡allá vamos!

Antes de ponerte en marcha, descarta que tu peludo no tenga ningún tipo de enfermedad o problema de salud. A veces una constante actitud de estrés y ansiedad pueden ser el reflejo de un dolor o malestar. Para descartar cualquier tipo de sorpresa lo ideal es que visites a tu veterinario, un exhaustivo análisis te ayudará a quedarte mucho más tranquilo y a descartar cualquier problema de salud paralelo.

No pierdas los nervios ni los papeles, intenta comprenderle y calmarle. Para ello utiliza señales de calma como un tono de voz suave y pausado y caricias delicadas que le relajen y actúen como un bálsamo. Si recurres a gritos, castigos o un tono de voz elevado no estarás contribuyendo positivamente a la situación. Una vez esté más tranquilo,  recompénsale en señal de que premias su actitud serena y su nueva conducta.

Son muchas y muchos los que usan feromonas, ya que su eficacia es muy elevada. ¿Sabes en qué consisten? Son unos aerosoles inspirados en las feromonas que liberan las hembras lactantes, y estas les ayudan a calmarse. También hay veterinarios que, en casos un poco extremos y solo si otros tratamientos han fallado, prescriben cierta medicación para tratarlo. Nosotros no lo recomendamos, porque pueden tener determinados efectos secundarios sobre tu peludo. Ahora bien, en este tipo de situaciones, los veterinarios son los expertos y los que te ofrecerán todas las posibilidades al respecto.

Algunos estudios demuestran el poder de la música en este tipo de casos, ¡si, sí, has leído bien! Es importante que sepas muy bien cómo trabajar esto y saber el tipo de música que mejor funciona en estas situaciones. Los últimos estudios han demostrado que reaccionan muy bien a la música clásica, jazz suave o sonidos naturales. ¡Ah! Y por si no estabas al tanto, hay plataformas que ya disponen de playlists específicas para perros. ¡Haz una prueba y comprueba cómo reaccionan sus oídos!

Intenta ser constante, sabemos que no es sencillo mantener todo esto y que muchas veces la falta de paciencia o tiempo nos traiciona. Peeeeeeero, seamos conscientes de que solo la repetición y las rutinas o pautas a la hora de enfrentar esas situaciones serán tus mejores aliados.

Con todo esto, ¿crees que ahora sabes encarar un poquito mejora todas esas situaciones de miedo en tu peludo? 😉